Nadie vela por mi interés

Hoy día grande, se corrían toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, Cayetano y Ginés Marín.

El centro de Valencia un hervidero de gente, 18 de marzo en sábado, ofrenda floral  a la Patrona y corrida de toros. Se daban las condiciones perfectas para que, además, Delegación de Gobierno permitiese una manifestación anti-taurina en la puerta de la Plaza de Toros. Vamos lo lógico con ese lío de gente. La “autoridad” en vez de velar por garantizar la seguridad de la gente prefiere permitir a unos individuos venir a insultarme e intentar agredirme.

Dentro de la Plaza saltó al ruedo una corrida en la que había bueyes y becerros, lo normal esta feria, el equipo presidencial a las doce no sabemos hacia donde mira, es más, aprobó como segundo sobrero una cabra con el hierro de Vegahermosa que, dada la extrema flojedad del hierro titular, llegó a salir al ruedo. Con esas mimbres huelga decir nada más de la corrida.

No se el interés de quien defienden, pero ninguna “autoridad” vela por el mío, ni como aficionado a los toros, ni como simple ciudadano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada