Las urracas

Curro Díaz  se disponía a entrar a matar al segundo Fuente Ymbro de la tarde cuando sonó algo desde lo alto, unas urracas sobrevolaron la Plaza, “mal fario”, estocada baja tras dos pinchazos. Si no es por las urracas y la espada entra a la primera el premio hubiese sido mayor que una ovación.

Ese segundo por no tener, no tenía ni hechuras de toro de lidia, parecía un toro camargués, pero cuando uno lo ve claro nada importa. Curro Díaz empezó la faena arreando desde el primer muletazo, y siguió como mandan los cánones, dando distancia al toro y poniendo mando en la embestida de un toro que quería cualquier cosa menos pelea, pronto se acabó.

En el quinto vimos el inicio de faena más torero que vamos a ver este año en Valencia, estamos en el tercer festejo de las corridas falleras y estoy seguro de no equivocarme cuando digo que nadie va a torear tan despacio como lo ha hecho Curro en ese inicio de faena. Dos tandas por la derecha superlativas, sobretodo la primera y su trinchera de remate. A partir de aquí el toro se esfumó, oreja de mucho peso, si no es por las urracas el de Linares hoy no sale andando.


Manuel Escribano reaparecía en una plaza de primera ¡Ole torero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada