A pasar frío

Valencia es una ciudad donde el Mediterráneo nos ofrece un clima suave y no se viven los rigores del invierno que se dan en otras latitudes.

Con una excepción, la Plaza de Toros de Valencia, los meteorólogos deberían estudiar qué fenómeno ocurre. Un lugar donde a finales de marzo, casi ya en primavera, hace un frio gélido que ni en Soria en pleno invierno a la orilla del Duero.

Si a ese microclima polar le unes unas gotas de lluvia y algo de viento te encuentras que se juntan en el tendido las amistades y los familiares de los novilleros, el ganadero, su mujer y un par de amigos, los de la prensa (porque les pagan y es su trabajo) y yo, que ya que estamos en Cuaresma pienso que es una buena mortificación que ofrecerle a Nuestro Señor.

Ante semejante panorama Leo Valadez, Diego Carretero y Jorge Rico, hasta la bien presentada novillada de El Parralejo, sabían a lo que venían, en realidad todos lo sabíamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada