¡Chaqueteros!

Chaqueteros!" gritaba un señor el pasado sábado en Zaragoza. "¡Chaqueteros!" insistía indignado al ver que la gente aplaudía unas buenas verónicas de Julito Aparicio al recibir al cuarto de la tarde....

Todo empezó en el primer toro, un animal descastado, sin fuerza y que tendía a huir al que Julito despachó por la vía rápida. Siempre agradezco esos gestos, me parecen de una dignidad tremenda. Si un torero no lo ve claro me parece un acierto que abrevie y no nos haga perder el tiempo viéndole pegar mantazos insulsos o pelearse con un toro por nada.... la gente no lo entendió así, les hubiese gustado ver a Julito intentar algo más y se lo recriminó.... hasta aquí todo normal....

En eso que saltó el cuarto, otro borreguete sin fuerza, la corrida fue una auténtica vergüenza, pero este tenía un puntito de bravura que le hacía coger con buen son el capote.... el público protestó el animal y... ¡al corral! En ese momento me enfadé un poco, los tres toros anteriores habían sido manifiestamente peores, cada uno distinto, y todos sin casta ni fuerza, insisto de vergüenza, pero para echar el cuarto a corral..... a ver echado a todos los demás.... que hubiese sido lo mejor.

Cuando Aparicio se abrió de capa con este toro, a la verónica, llevando el toro muy toreado, parte del público lo aplaudió, lógicamente, pero parte de la plaza..... "¡chaqueteros!, ¡chaqueteros!" gritaba un señor recriminando a Julito, entiendo, por su "no faena” anterior. Este señor había venido a ver a Morante y a no ver nada más, claro, en el primer toro había justificado su decisión y ahora.... no hay más ciego que el que no quiere ver....

Después todo fue un esperpento.... ese toro al corral.... salió el cuarto-bis. Único toro con fuerza de toda la corrida, otro sin casta, pero este con fuerza.... la gente se indignó en el tercio de varas ya que al toro, como necesitaba, le dieron dos varas largas.... pitos, bronca.... cuando Aparicio fue a iniciar la faena de muleta alguien le increpó desde el tendido "¡estate quieto!”, ¡y tu callado! pensé yo....

Lo mejor de la tarde fue que este señor no callara.... gracias él se picó Julito, le voy a seguir llamando Julito porque Julio Aparicio es su padre, se encaró al "respetable", le dio distancia al toro y pegó una buena serie con la derecha, después otra y.... apareció ¡¡Julito!! el que tira de corazón.... cogió la muleta con la izquierda lanzó el estoque enfadado y pegó una serie de naturales muy sentida, lo mejor de la tarde, después el torero roto se descolocó y el toro se lo llevó por delante, en el suelo hizo por él de nuevo y lo zarandeó feamente con los pitones en la espalda...

El torero salió del percance manifiestamente perjudicado, tambaleándose tiró de amor propio, pegó otra buena serie, mató de una estocada.... parte de publico, yo el primero, pidió la oreja, otra parte insistía.... "¡chaqueteros!" y abroncaba al torero herido... el presidente negó el trofeo, poco importa, el torero dio una vuelta al ruedo dando tumbos y pasó a la enfermería....

Morante, muy, muy bien acogido por el público, lo intentó ante el borrego que hacía segundo y estuvo muy torero recibiendo al quinto con el capote, ¡muy torero si señor!, toro sin posibilidades al que, igual que Aparicio y con, para mi, buen criterio, pasaportó sin más, pero sin bronca.

Salvador Vega había hecho todo lo que se podía hacer con el tercero, era tan descastado que por mucho que el toro tuviese clase en la embestida y por mucho que pusiese el torero, aquello no acababa de coger emoción. Lo mató de una estocada soberbia. El sexto toro fue una copia de primero y quinto pero Salvador estuvo diez minutos demostrando que allí no había nada que hacer... a mi me parece más digna la opción de abreviar, pero....

Sonaron pitos al despedir a la cuadrilla de Julito que dejaba el ruedo con su torero en la enfermería. Había quien en su casa, en el café, ¿quién sabe dónde?... había decidido que Julito no le iba a gustar y claro, que estuviese en la enfermería no les importaba.... detalle de muy mal gusto, por cierto.... ¡eso no se hace!

Una vida por el Arte

Las cornadas son errores, los percances son errores, de hecho todo lo que no sea un triunfo de toro y torero ha de ser necesariamente un error... de lo contrario sería un acierto.... !jamás será un acierto!

El momento más amargo que vivido en una plaza de toros fue una Feria de Julio en la que un torero, Curro Valencia, murió en el ruedo, tremendos los momentos cuando aquel toro de Gimenez Indare lo prendió...

Hace unos años hablando con el Dr. José Maria Aragón, gran aficionado y hasta hace muy poco cirujano jefe de la Plaza de Toros de Valencia, Dios lo tenga en Su Gloria, nos comentó que el torero falleció en el mismo albero... nos comentaba el gran número de desgracias que ocurren en esto....

Comentaba que todos los años se producen percances muy serios que quedan en el olvido.... toreros corneados en pueblos, desgracias que ocurren en el campo... de las que poca gente se hace eco pero que ocurren... a "las figuras" les cogen poco los toros, comentaba Don José María, entre otras cosas por eso son figuras, pienso yo, su técnica y su experiencia les ayudan a ser más seguros en la cara del toro.

Por eso el público, y digo el público que no el aficionado, en general, pierde el sentido, relativiza el riesgo sobre lo que ocurre en el ruedo por la aparente facilidad con que los toreros dominan a los toros, aparente que no real...

Este Arte tiene mucho de épico, un torero en el ruedo, "por amor al Arte", nunca mejor dicho, se juega lo más sagrado que tiene, su vida. Esto tiene un por qué, el fin de esta fiesta no es armarse de valor para vencer a un animal, para mi eso sería un sinsentido, el fin es canalizar un sentimiento.... consegir ese momento que nos quedará a todos en el recuerdo, alto precio el que se paga... una vida por el Arte.

El pasado lunes durante un festejo en Torrejón de Ardoz un torero, Adrián Gómez, fue volteado dramáticamente, el parte médico es escalofriante, jamás volverá a moverse.... lo siento de todo corazón... !animo torero!

Me voy a la montaña...

Lo de los toros y las nuevas tecnologías me tiene asombrado, hace poco encontré una faena en youtube del día que Morante abre la Puerta del Príncipe y la verdad.... soberbio... que forma de torear, que gusto tiene este chico, que ganas, que Arte.... las faenas de la etapa actual de José Antonio, la verdad es que en vídeo no son como las de antes, antes mostraba un puntito más de técnica, las faenas eran más perfectas... pero las de ahora.... las de ahora tienen algo más de "no-se-qué".... tienen algo que, si estás en la plaza no se puede explicar.... son más de raza....

El Morante de ahora es más anárquico, aunque como todo torero de su corte tiene un increíble fondo técnico, si le apetece se fuma un puro, o se pone un sombrero o.... lo que le salga.... ese sentimiento lo ha llevado a los toros, la combinación es genial... si le sumas un mucho de amor propio que le hace irse a porta gayola en Sevilla o salir de la enfermería en Madrid…. ¡tienes torero!

A Aparicio, a Julito, no le he visto de luces desde hace mucho tiempo, solo le he visto en algún festival. Este es un torero diferente, lo tiene todo para ser un grande, gusto, torería, valor, sentimiento.... mucho sentimiento... eso que les falta a muchos y nunca lo encontrarán a este le sobra y esa a sido su cruz … este torero depende en exceso en la plaza de su estado anímico y en determinados momentos le ha costado caro....

Confío en que siga siendo aquel que nos emocionó en su presentación en Madrid, recuerdo ver aquella faena por la televisión y quedarme maravillado, lo que se vivió aquella tarde en Madrid debió de ser impresionante... es sin duda la mejor faena que he visto nunca, la mejor, el torero completamente entregado bajando la mano y torciendo las muñecas hasta casi romperlas.... cuando roto se va a estribo a llorar fue un momento sublime… este si nos hizo ver lo que es el Arte de torear....

Así que.... tras ver los carteles de la Feria de Julio de Valencia he utilizado el ciberespacio para comprar unas entradas para el domingo en Zaragoza y disfrutar: Julito Aparicio, Morante de la Puebla y Salvador Vega....

Si Mahoma no va a la montaña.... la montaña va....



Morante de la Puebla el 19 de abril de 1999 en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla:
video



Morante de la Puebla el 4 de junio de 2008 en Las Ventas, Madrid, Corrida de Beneficencia:
video



Julio Aparicio el 19 de mayo de 1994 en las Ventas, Madrid:
video

Hoy me retiro

¡Me retiro!, es lo que pensé a mitad de la novillada a la que asistí en el día de ayer, si no se retiran ellos , que por dignidad es lo que tenían que hacer.... me retiro yo, y al tercer novillo... me retiré....creyendo que para siempre...

Llevo años asistiendo a todas las novilladas de mi ciudad y a unas cuantas en otras plazas menores y la verdad, la media los últimos años es escalofriante, será algo así como que de cada 250 novilleros que veo 3 no son inútiles, lo cual, por supuesto, no quiere decir que sean muy útiles, quiere decir solo eso, que no son inútiles... para esto del toreo, supongo que serán muy útiles en otras cosas, pero en torear, pues no.

Vas con ilusión a la plaza y te encuentras con unos novilleros, buscando su milésima oportunidad, los pobres, eso hay que perdonárselo, como torean muy poco cada vez están más verdes... insisto eso hay que perdonárselo, pero no perdono nada más.

Afición a esto se les supone, están jugándose la vida delante de un novillo, cosa que yo sería incapaz de hacer, no por falta de afición precisamente, pero lo reconozco, por falta de valor.... llega un momento en el que dudo de su afición, no saben lo que es llevar un toro toreado.... rigor en la lidia: desconocido, calidad técnica: desaparecida, gusto: ni el los trajes, sentimiento: se les olvidó en casa, ambición: se quedó en el hotel..... esto último es para mi lo más preocupante, todo lo demás creo que es algo innato así que si los chavales no lo tienen... no lo van a encontrar y de esto alguien les podría avisar... pero por Dios que le pongan ganas....

Yo siempre he oído lo de "estar en novillero" lo he oído, porque verlo.... ya me que para el recuerdo, lejano recuerdo.... la última generación de "novilleros" que recuerdo que arreó se remonta a los años de Javier Conde, Finito de Córdoba, Manolo Carrión.... con alguna excepción suelta hace menos tiempo, Cesar Jiménez y El Juli..., no he visto a ningún novillero "en novillero" a ninguno salir a comerse la plaza, salir "a tumba abierta", a ganarse un nombre en esto....

Hasta Morante, ¡si Morante! se fue a porta gayola en la Real Maestranza cuando se dudó de él ¿y todo por qué?, como un gesto para demostrar ganas y entrega, un gesto de rabia !aquí estoy! los gestos forjan a las figuras, semanas atrás toreaba José Tomás en Madrid sin mirarse las cornadas, otro gesto torero... por eso otros están donde están....

La verdad es que.... cabreado al tercer novillo.... me retiré....creyendo que para siempre.

Mi sorpresa la encontré esta mañana cuando a leer la crónica de la novillada en un periódico local me enteré que tras la lidia de su segundo novillo uno de los chicos se cortó la coleta. Ese fue un gesto de dignidad, un gesto de amor propio, de rabia, de torero.... me ha devuelto la confianza en los chavales así que... en 15 días reaparezco, eso si.... el chaval que no lo haga por favor.....

Y el domingo España – Italia…

El deporte, la competición es algo bonito, el afán de superación, lograr retos metas…. ¡El deporte es competición!, este domingo a los españolitos nos importa un bledo que la selección juegue bien o mal, se echen atrás o alante, solo nos importa el resultado, todo lo que pasará a la historia es el resultado, sin más.

No conozco a ningún aficionado al fútbol que diga lo que ha disfrutado de un partido en que a "su" equipo le han metido 5, el fin es la victoria, las formas importan poco, ¡que bien que sienta ganar por 0-1 de penalti injusto en el último minuto! Y que disgusto llevas si eres del perdedor…

Pero eso es eso y esto es otra cosa… aquí poco importa la competición, para la historia quedarán las faenas, las crónicas, los recuerdos de lo que allí sucedió… más allá de si se concedieron una oreja, dos o ninguna…

Si conozco muchos aficionados a los toros que han salido felices de una tarde sin trofeos…. aquí lo que importa SI son las formas, son las maneras, es la Verdad. Aquí la competición es más pura que en ningún otro sitio, toro y torero compiten por lo más sagrado que tienen, por su vida, y los dos compiten por salvarla… salvarla y hacernos partícipes a los demás de esa“competición” de emociones que tanto nos gusta….

Jamás entenderé una corrida de toros como competición, admiro a los toreros que dan la cara en los momentos difíciles, a los que se crecen ante el triunfo de un compañero como un aliciente más para demostrar lo que llevan dentro… pero jamás, jamás entenderé una corrida como una competición….

Y mucho menos antes "del partido”, como sí haré este domingo con España, tendré decidido quien quiero que obtenga “la victoria” y ahora no hablo de toro y torero…. así uno se ahorra muchos disgustos…..

Enrique Ponce y las nuevas tecnologías

Yo soy nuevo por estos mundos y la verdad me he llevado una muy grata sorpresa.

Youtube es más completo que el Cossio, jamás pensé que diría algo así, se puede encontrar de todo, una enorme alegría ver cómo este Arte centenario se adapta a los nuevos tiempos sin perder un ápice de su romanticismo.

Ciertamente siempre había concebido un coloquio taurino en un bar, con una caña de por medio y con un Ducados entre los dedos pero los tiempos cambian y hay que adaptarse.

Por otro lado nunca me ha gustado ver mucho los toros por la televisión, técnicamente puede que se vean mejor las faenas, pero no acabo de ver bien al toro, no se porqué, y no acabo de cogerle el pulso al ambiente de la plaza. Lo he dicho mil veces, para mi una corrida de toros es cuestión de emociones y, ciertamente, con esos vídeos tomados por aficionados desde el tendido que encuentro en internet se aprecia mejor que por la televisión “ordinaria” lo que se vivió en la plaza aquellas tardes, esto es evolución…

Doy las gracias al ciberespacio por ayudarme a entender muchas cosas, cosas que no entiendo, para mi esto va de sentimientos, lo repetiré hasta la saciedad, de momentos, de magia diría yo….

Cuando uno va a los toros ha de esperar alguna cosa, soñar con que algo va a ocurrir, estar expectante y con el alma dispuesta a disfrutar, si esperas que algo ocurra o mejor dicho que no ocurra, difícilmente ocurrirá y si ocurre no lo verás, simplemente porque no has querido verlo…. gracias porque ahora lo puedo entender…

Y gracias a ti Enrique Ponce porque ahora entiendo muchas cosas…, para mi, eres el mejor, que no el más grande que es Curro Romero, pero de eso ya hemos hablado.

Enrique es el mejor y no lo estoy diciendo por su capacidad de mantenerse en la cima tantos años, ni por haber conseguido salir adelante en una tierra en la que a los toreros les cuesta tanto… ni por ser un ídolo aquí, en Francia y allende los mares, ni por su técnica, ni por su cabeza, ni por su capacidad con todos los toros, ni por llevar 18 años e intentar innovar, ni por seguir a estas alturas asumiendo responsabilidades, ni por su entrega, por su amor propio, ni por su… lo estoy diciendo porque fue el primero que me emocionó, con él he aprendido lo que es esto, gracias a él he entendido lo que es ser un torero, amar esto, amar al toro, amar al toreo….

Por eso otros están donde están…


La tarde de José Tomás hoy, gracias a Dios, ha dado mucho que hablar, las televisiones y radios nacionales han dado una cobertura más que razonable al evento. Vuelvo a ratificarme que por todo esto vamos a tener que estar muy agradecidos a José Tomás. Si nos dejase verle por televisión sería el acabose, estoy seguro que sería tan visto como un partido de la selección.

La semana pasada leí en un periódico que el 4 de junio el programa más visto fue la Beneficencia, con el run run que tiene ahora José Tomás seguro que se marcaba una audiencia de record…

Por lo que he seguido por radio y por lo que he podido ver en vídeos posteriores la tarde de hoy no ha sido como la del día 5. Aquel día, la verdad toreó como pocas veces le he visto en su segundo, el primero me gustó, pero tampoco creo que fue para tanto…

Lo de hoy ha sido diferente, ha vuelto a ser el hombre al que le puede la responsabilidad y ha cometido errores que, por desgracia, ha vuelto a pagar con su sangre. Pero lo importante de la tarde ha sido que incluso por la radio se podía intuir que el torero había conseguido de nuevo emocionar a la plaza, difícil poner a una plaza como Las Ventas de acuerdo, y esto va de emociones.


Este torero después de ser prendido en varias ocasiones, sabiéndose herido, ha vuelto a clavar las zapatillas en la arena y ha seguido toreando, una llamada a la épica que también envuelve este Arte. El público así lo ha reconocido y ha premiado su esfuerzo.

Me irrita mucho ver como hay una serie de “toreros” que no hacen otra cosa que reclamar oportunidades y llorar por su supuesta mala suerte pero que jamás, jamás se han entregado en una plaza como José Tomás el día de hoy, por eso están donde están… gracias José por tu ejemplo y espero que muchos tomen nota y… se corten la coleta, por respeto y por vergüenza torera.


video

El más grande

El torero más grande que ha habido ha sido Curro Romero, el más grande, que no el mejor. El mejor es Enrique Ponce, le pese a quien le pese, pero de esta evidencia ya escribiré otro día.

Curro Romero ha sido el torero a quien yo he visto torear más bonito, con más sentimiento, con más valor, con más Arte en toda mi vida. Pero Curro Romero ofrecía mucho más, ¡Curro es un torero! y de eso hoy en día hay muy pocos y que de la casualidad que además toreen menos. Yo conozco gente muy torera, pero serían incapaces de ponerse delante de un toro en su vida. También veo muchos que torean y no tienen nada de toreros…

El día que Curro toreaba todo era diferente, solo el saber que ese día iba a hacer el paseíllo me llenaba de emoción, verle caminar ya ni te cuento, observar su cara al ver galopar a sus toros… creaba cierta incertidumbre… pero…. si el toro era bravo, si el toro tenía fuerza, tenía su puntito de casta, era bravo vamos…. notabas que la cara de Curro se iluminaba… Curro en el ruedo era muy transparente no podía ocultar sus emociones.

Entonces sale al albero parsimonioso, despacito, sin prisas, cita al toro con su capote, capote con mucho vuelo casi sin almidón, la pata bien alante, las verónicas largas y lentas, muy lentas… no se como lo conseguía pero era algo delicioso y la media retorciendo las muñecas….

Que lo piquen justito manda el Romero desafiando al presidente con la mirada, no quiere que entre dos veces al caballo... y un quite para el recuerdo…. y después agarra esa muleta en versión reducida cita al toro de lejos, de muy lejos, dándole el pecho… embarca muy delante y otra vez lento, muy lento… hasta soltarlo atrás, increíblemente atrás… cinco pases y un quiquirirí… ¡y otra tanda!, y ahora al natural, parece mentira que con esa muleta se pueda torear al natural, pero se puede y qué despacio… y qué largo…. y un trincherazo de ensueño…….

El 18 de marzo de 2001 fui a la plaza de luto, toreaba Finito de Cordoba y Curro lo veía desde un burladero en el callejón…

José Tomás y la Santísima Trinidad

Sobre José Tomás recientemente se ha escrito mucho, lo cual es positivo, que se hable de toros es algo que a todos los que nos gusta esto nos debería de alegrar. Por lo tanto solo por este hecho podemos afirmar que el retorno de José Tomás, el de verdad no la pantomima del año pasado, ha venido bien.

Analizando lo que se ha escrito sobre él no se sabe muy bien que pensar, o es la encarnación de Joselito, Belmonte y Manolete en una única persona, algo así como la Santísima Trinidad del toreo, o es un suicida temerario.

Sinceramente lo segundo no lo comparto, evidentemente es un torero y solo ello implica una altísima dosis de valor, es un torero que respeta mucho los terrenos y la colocación en el ruedo, intenta torear bien y que todo el mundo, toro y torero, esté en su sitio, lo cual siempre implica que se están tomando más riesgos que otros toreros más populacheros. No porque sea más fácil o más difícil que un toro les pegue una cornada, que es algo que en realidad siempre es fruto de un error, sino porque si te la pega y estás citando por derecho probablemente sea bastante más gorda….

Como decía no creo que José Tomás sea un torero suicida, ahora bien si que es un torero que comete bastantes errores durante la lidia, sus faenas están generalmente llenas de enganchones desde el inicio y en esto de los toros los errores no solo se traducen en enganchones y desarmes… cuando se está en el ruedo un error se suele pagar con sangre…

José Tomás es un torero que cuando está en el ruedo torea muy de verdad, más allá de que la gente magnifique o no sus faenas. La opinión, y recalco lo de opinión, que yo tengo es que es un hombre al que su carácter le debe de gastar malas pasadas, esos errores en la lidia opino, vuelvo a recalcar lo de opino, que son fruto de falta de concentración, posiblemente debido, vuelvo a opinar, a que le pueda la presión.

Precisamente a que le pueda la presión, achaco el hecho de que sea tan reacio a afrontar tardes de gran “compromiso”, a que no quiera torear con televisión, a que no se quiera enfrentar en plazas importantes (Sevilla, Madrid, Valencia…) con las máximas figuras del escalafón, a que su entorno cuide hasta el extremo las corridas que ha de matar…

Y precisamente por esto tampoco creo que José Tomás sea la Santísima Trinidad del toreo…

¡Que disfrutemos el día 15!

El Arte de torear...

Buenas, supongo que si habéis entrado en este blog es por que os gustan los toros, ver torear, disfrutar con el arte en su versión posiblemente más efímera y sin duda más pura y esto no es una opinión, es un hecho.

Torear es un arte.

Como toda expresión artística a quienes disfrutamos de ella nos produce unas sensaciones difícilmente explicables con la razón, cuestión de sentimiento es el arte, son emociones…

Que pocas cosas se pueden comparar a una buena tarde de toros…

Que bonito es ver un toro bravo entregado en la plaza, ver como pelea con bravura en el caballo, verle galopar en banderillas y verle comerse la muleta en cada cite...

Que bonito es ver como un torero domina esa brava embestida para alargar su alma sobre un trapo rojo con el único fin de emocionarnos...

Que romántico el hecho de pensar que los dos, toro y torero, se necesitan, no tienen razón de ser el uno sin el otro, y en ese momento, en la soledad del ruedo sus vidas están en juego…

Pero que bonito es ver torear.... y qué difícil....qué difícil….

Bienvenidos, esto es “tercio de varas”